TIENDA FISICA EN CIUDAD LINEAL
Atención al público: L-V : 9:30 - 14:00 / 17:00 - 20:00 / Sabados 10:00-14:00
601 186 441 - 913774645

FUNCIONAMIENTO Y SEGURIDAD

Altoha | Servicio tecnico oficial > FUNCIONAMIENTO Y SEGURIDAD

A pesar de la multitud de modelos que hay en el mercado,  todas las ollas a presión funcionan de una manera muy similar;  una tapa que contiene una goma que permite cerrar la olla de forma hermética y en la tapa en función del tipo de olla podemos encontrar una o varias válvulas de seguridad.

Su funcionamiento es sencillo: Cuando  cerramos la olla y la ponemos a calentar,  se crea un sello hermético de aire y vapor que va acumulando presión, dicha presión se traduce en un aumento de la temperatura en el interior del recipiente.

La presión subirá progresivamente hasta llegar a un  limite establecido,  cuando esto ocurre  la válvula levanta un tope permitiendo que el  vapor escape;  este proceso permite que durante el tiempo de cocción  la presión  se mantenga constante y por tanto la temperatura en el interior de la olla.

 

LA TAPA CREA UN SELLO HERMETICO DONDE SE ACUMULA EL VAPOR

LA PRESION  SE ELEVA EN EL INTERIOR
SUBIENDO LA TEMPERATURA DE COCCION

seguridad

La nueva generación de ollas rápidas son extremadamente seguras, asi lo confirma un estudio de la (OCU), la Organización de Consumidores y Usuarios sobre la calidad y seguridad de las ollas a presión. bar si se producían fugas o riesgo de explosión.  Según el estudio  soportan  hasta cuatro veces más presión de la habitual. La olla se puede deformar y no funcionar correctamente pero no hay riesgo de explosión.

Esto se debe a que poseen tres sistemas de seguridad,  que permiten  regular la presión y  liberarla si fuese preciso:

 

  • Válvula de funcionamiento : Indica el nivel de presión en el interior de la olla y se encarga de regularla.
  • Válvula de seguridad : Se encarga de liberar la presión si hubiese algún problema con la válvula de funcionamiento.
  • Junta de cierre o goma: Se encarga de cerrar la olla herméticamente y de liberar la presión a través de un pequeño orificio en la tapa de la olla si los dos sistemas anteriores fallan. Es importante limpiarla a mano después de cada uso para mantener su elasticidad. Se recomienda  sustituirla cada  6 meses ó 2 años, en función del modelo y su utilización.

Si la válvula de funcionamiento y la de seguridad se encuentran bloqueadas, se obliga a entrar en funcionamiento a la junta de cierre. Si esto ocurre, el vapor puede salir de la olla de forma violenta a través de la goma y  la olla moverse agitadamente pero la olla nunca explotaría.